Un carrusel volador

Uno de esos días cualquiera,
me encuentro con mi hermana en la ciudad-heladera;
en el centro comercial para pasar el rato
donde yo en cada esquina busco más de un relato.

Mientras ella comprando ropa elegante
recorre las tiendas de forma agotante;
yo, con pluma y libreta en mano
me siento a observar aquel mundo cotidiano.

Después de los minutos pasar
noto sobre mí algo peculiar;
mi hermana comienza a enfurecer,
luego las tiendas tenemos que recorrer.

Caminando ella a paso afanado,
no llega a notar aquel suceso inexplicado;
Caminando yo con mis ojos satisfecho,
observo mil pajarillos volando en aquel techo.

Escribiendo de afán, también tomo una foto
para así documentar aquel animal alboroto;
la voz de mi hermana mi nombre está gritando,
necesita que alguien sus bolsas este cargando.

Y es que estos miles de pajarillos
entre variedad de cuerdas e hilillos;
Grandes y chicos sin discriminación
dan a observadores curiosos  un rato de diversión.

Un día como este, diestro en mi labor
busco de la monotonía quitarme el sinsabor;
Mi hermana consiguió unos pendientes de plata,
y para su novio compra una linda corbata.

Al final de la tarde, su voz me llama
ya es hora de ir a ponernos el pijama;
miro por ultima vez aquel  volador carrusel
pues estos pequeños pajarillos eran de papel.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s